Seguidores

sábado, 6 de agosto de 2016

¿Cómo funciona nuestro GPS deportivo?

El GPS (Sistema de posicionamiento Global) fué creado y desarrollado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en la década de los 60.

Utiliza un sistema de triangulación que determina la posición con apenas unos pocos metros de margen de error y, cada vez más, está siendo el sistema favorito de los corredores para sacar los datos que son capaces de ofrecernos los dispositivos que nos ofrece el mercado, y es que, por muy básico que pueda parecer nuestro reloj GPS los datos que nos ofrece pueden resultar muy útiles para ayudarnos a mejorar en nuestro deporte favorito.


El GPS funciona gracias a una red de 24 satélites en órbita que cubren toda la superficie de la Tierra.


Para que nuestro dispositivo comience a funcionar correctamente necesita, al menos, localizar cuatro de estos satélites recibiendo la identificación y la hora exacta de todos ellos, una vez dado este paso nuestro dispositivo se sincroniza y comienza a realizar una medición al satélite por medio de una triangulación, la cual basa sus datos en calcular la distancia de cada satélite con respecto al punto de medición. Tras calcular estos parámetros determina nuestra posición y coordenadas respecto a estos satélites.


La Precisión.

El mero echo de que en nuestro deporte estemos continuamente en movimiento hace que no siempre estemos "conectados" a los mismos satélites, es por esto por lo que en determinadas circunstancias los cálculos de nuestro recorrido no sean del todo precisos.

Si durante nuestro entrenamiento perdemos conexión con algún satélite nuestro propio dispositivo hace un cálculo aproximado de nuestra posición y velocidad hasta la siguiente recuperación de cobertura con el siguiente satélite para, así, mantener un cálculo lo más aproximado posible de nuestro ritmo de carrera.