Seguidores

viernes, 8 de septiembre de 2017

Tendinitis de la pata de ganso. Causas, síntomas y tratamiento.

La llamada popularmente como "pata de ganso" está constituida por la confluencia de los tendones de tres músculos:


Semitendinoso: Músculo flexor de rodilla y extensor de cadera.

Recto interno: Que pasa por la cara interna del muslo desde la cdera a la rodilla, afectando a ambas.

Sartorio: Se comprende desde la parte exterior del hueso iliaco hasta la interior de la tibia, permite flexionar la rodilla y girar la cadera hacia el exterior.


Causas de la tendinitis de la patas de ganso:

Esta tendinitis se produce por la inflamación de los tendones de estos tres músculos y es una lesión muy común en corredores de larga distancia por muy diversas razones... algún traumatismo, pies planos, prominencias óseas que irriten los tendones por rozamiento o incluso porque la rodilla se encuentre desviada de su propio eje.

Síntomas:

Principalmente, el dolor, que suele presentarse en las primeras horas del día tras despertarnos y ponernos de pie, también puede llegar a presentarse al levantarnos de una silla, de la propia cama o al salir del coche, sobre todo si la rodilla afectada es la que utilizamos para apoyar el movimiento de salida del vehículo.

Tratamiento de la lesión:

Principalmente centraremos el tratamiento en calmar el dolor y reducir esa inflamación con antiinflamatorios y aplicaciones locales de frío en sesiones de 15 minutos durante tres o cuatro veces al día, procurar mantener reposo y por las noches, en la cama, proteger la rodilla dañada con una almohada para impedir la fricción con la rodilla sana.

También siguen siendo muy aconsejables las sesiones de fisioterapia y la rehabilitación de zonas musculares como el cuádriceps y los abductores.

Todos estos tratamientos tienen un gran porcentaje de éxito y sólo en caso de que no funcionaran habría que acudir a la cirugía.



Fuentes: Sanitas