Seguidores

miércoles, 6 de agosto de 2014

La peligrosa "sobremotivación"

Es evidente que en los últimos años el fenómeno "Fit" nos ha invadido hayá por donde pasemos.

Ya no hay una sola cadena de gimnasios que no tengan el dichoso monosílabo en su nombre, incluso la ropa, con algunos modelos de camisas denominados "Classic Fit" o "Custom Fit" etc… pueblan las estanterías de las tiendas de nuestro entorno induciéndonos a pensar que el "Fit" es el camino.

Y como no, el único camino para llegar al cuerpo perfecto es el duro y constante trabajo, eso es así, para alcanzar casi cualquier objetivo debemos trabajar duro, pero cuidado, sin pasar de rosca las cosas.

En mi caso que llevo bastantes años desarrollando una actividad física regular y casi a diario no puedo dejar de sorprenderme de alguna forma viendo como este fenómeno ha invadido nuestras vidas de una forma aplastante, está claro que las empresas, grandes y pequeñas han visto negocio en ello y las empresas están para vender, y para vender y ganar muchísimo dinero te tienen que meter el producto incluso en la sopa pero, amigos, hay productos que hay que consumir con moderación porque, aunque todo en exceso es malo hay excesos y excesos y el del ejercicio es un exceso peligroso para el físico y para la mente.

Y me sorprendo a la vez que me aburro leyendo barrabasadas de atletas populares entrenando cuatro o cinco días seguidos porque están "preparando un Maratón" y hay que sacrificarse, los constantes #GO #GO #RunningTime #NonStop que inundan las redes disfrazadas de falso disfrute llevando el cuerpo al límite porque tenemos el objetivo de bajar una marca o porque queremos perder 2 cm de cintura. Si tener objetivos en la vida es lo más bonito que hay, pero ojo, sin sacar las cosas de quicio.

Y por qué digo esto? Porque pasado un tiempo en el que el fenómeno "Fit" se instaló en nuestras vidas llevo, de un tiempo a esta parte, viendo como hay gente que deja la actividad porque están un poco hartos, aburridos, cansados, y lo peor en muchos casos, lesionados. Gente que no es que hayan cogido la actividad física como moda, un par de meses y lo hayan dejado, no, todos conocemos al deportista de temporada, hablo de deportistas que como mínimo llevaban dos años ejercitándose con regularidad y se han cansado de hacerlo o, como digo, se han hecho daño y han abandonado.

Veo en las RRSS mucho "flipao" que dice hacer esto o lo otro, estas marcas o estas otras, que levanta un peso u otro,  #GO #NonSop etc… esta gente tóxica para mi gusto, más tarde o más temprano desaparece del mapa, pero me duele ver a gente constante de verdad dejando este mundillo por desmotivación, por borrachera en los medios, algunos porque se han dejado llevar y se han hecho daño, otros porque la sobremotivación les ha conducido a la desmotivación.

Desde luego el primer ejercicio que deberíamos practicar es mental, analizar nuestro potencial real y ejercitarlo para mejorarlo dentro de nuestros límites, disfrutando lo más posible de nuestro entorno, de nuestras familias, de nuestros amigos, de nuestro tiempo libre. Está claro que hay momentos en los que quitar una o dos horas a nuestra familia para irnos a correr, por ejemplo, es casi necesario, pero no convirtamos nosotros mismos ese momento puntual en una obligación de costumbre porque el daño será mayor que el progreso.

Seamos sensatos y disfrutemos del deporte, no olvidemos que es la principal razón por la que empezamos a practicarlo, en definitiva, seamos felices y dejemos el fenómeno "Fit" a un lado, así es como realmente llegarán los resultados.