Seguidores

jueves, 21 de mayo de 2015

Entrevista para Oxfam TrailWalker.

Hace unos días la Organización de la Oxfam TrailWalker se ponía en contacto conmigo con el propósito de recopilar información y experiencias vividas para poderlas ofrecer a los participantes de su reto solidario. Lógicamente no pude resistirme a poner mi granito de arena.

Pero antes os comento brevemente de que trata este reto extrayendo el contenido de su PÁGINA.

Único ultratrail con triple motivación: reto personal, en equipo, acabar con el hambre

Oxfam Intermón Trailwalker te ayuda a completar uno de los mayores retos personales: recorrer 100km. Has hecho carreras, excursiones, quizás alguna media maratón o maratón, pero un ultratrail de 100km ... con el Trailwalker podrás conseguirlo, porque: 
  • lo haréis cuatro amigos juntos con los que compartiréis kilómetros y risas y os ayudaréis en los momentos bajos; y dos compañeros más del equipo de apoyo os esperarán en cada control con comida, ropa limpia y un gran abrazo para reanimaros y poder continuar. 
  • lo haréis por una buena causa: acabar con el hambre y la pobreza; kilómetro a kilómetro os empujan las miles de personas que habrá ayudado con los donativos recaudados, y si estáis a punto de abandonar, recordaréis a todas las personas que os ayudaron a tomar la salida con un donativo, y continuaréis. Lo conseguiréis!
¿El objetivo? Luchar contra la pobreza y el hambre. Por eso los equipos se comprometen a conseguir donativos, que Oxfam Intermón destinamos a más de 400 proyectos de cooperación, acción humanitaria, comercio justo y sensibilización, en 50 países.
Desde la primera edición en nuestro país (2011), ya han participado en el Intermón Oxfam Trailwalker 1.133 equipos y hemos recaudado más de 2,5 millones de euros.
El día a día de los entrenos, las actividades para recaudar fondos, la causa solidaria y la convivencia en redes sociales y con el resto de equipos, son una oportunidad única de trascender las relaciones personales más allá de lo meramente deportivo. Si quieres formar parte de esta increible experiencia...

Os invito a visitar la web de Oxfam TrailWalker y ver además el trabajo que desempeñan para hacer llegar toda la ayuda que, desde este valiente proyecto sacan adelante.
Y a continuación os dejo con el hueco que me han dejado para dejar mi granito.

“Plantearte retos te hace sentirte feliz”: Raúl Rubio, runner

Raúl RubioRaúl Rubio es el autor de El diario del Korrecaminos, un blog en el que comparte su afición por el running. “De chaval hice algún pinito en el atletismo aunque lo dejé prematuramente y en 2005, con 31 años, lo retomé, principalmente por salud ya que hacía un año y medio que había dejado de fumar. Por el maldito tabaco un amigo mío perdió la vida ese mismo año, así que, como decía, en parte por salud, ya que solo con dejar de fumar no me parecía suficiente, así que en parte también por homenajear de alguna manera la memoria de mi amigo”.
A Raúl el running le ha aportado “calidad de vida. Cada vez que salgo a correr repaso mentalmente situaciones cotidianas que pueden parecer complicadas y les encuentro una solución más fácil de lo que en un principio parecía. Aparte de que mi forma física ha mejorado considerablemente. Otro punto a destacar es el poder de sociabilización que lleva consigo este deporte que goza de fama de individual pero que gracias a las redes sociales se ha convertido en otro deporte de equipo”.
Para él apuntarse a un evento deportivo como puede ser el Oxfam Intermón Trailwalker tiene numerosas ventajas. “El plantearse un objetivo o, simplemente, el mero hecho de quedar con amigos y disfrutar del evento. Con eso simplemente has planteado una jornada completa”.
Raúl vive el día de la prueba de una manera especial porque sabe que ese día el fruto de su trabajo va a tener más sentido que nunca. Además, se siente feliz de saber que su familia, que sufre durante los meses de preparación sus ausencias para entrenar, va a estar en primera fila para verle culminar tantos tiempo de sacrificio. “Eso no tiene precio”.
Para llegar en plena forma al día de la prueba Raúl realiza una serie de entrenamientos variados. “Lo que procuro que nunca falte en mis jornadas de entrenamiento son los estiramientos y los trabajos con abdominales”. Además reconoce tener varias “manías” el día de la carrera: “mirar tres veces el contenido de mi mochila una vez preparado el equipo, es decir, una vez cerrada la mochila la abro y cierro hasta en tres ocasiones para comprobar que no falte nada antes de salir, manías…”, sonríe.
Él encuentra su motivación en su familia y sus amigos. “Tengo la inmensa suerte de que en casa se respira el deporte y es una fuente insaciable de motivación. Por otra parte las amistades y contactos que generan las redes sociales en este deporte tampoco te dejan indiferente para seguir mirando hacia delante y alcanzar el objetivo”.
Tras tantas carreras realizadas una de las experiencias que nunca olvidará fue cuando “el año pasado, momento en que recibía la dura noticia de la grave enfermedad de un amigo corredor, me puse en contacto con la Organización del Maratón de Madrid para rendirle homenaje y hacerle llegar un mensaje de ánimo de parte de uno de sus atletas bandera (Chema Martinez) y recibí una respuesta afirmativa casi de manera automática y todo el apoyo y fuerza del mundo por parte tanto de la Organización como de Chema. Fué un ejemplo de que ciertos eventos no son solo un mero negocio y que detrás de ellos hay personas con un corazón enorme. A día de hoy este amigo ha superado en buena medida su enfermedad y sigue peleando por terminar de vencerla arropado por muchos de nosotros.
Chema Martínez
Para afrontar pruebas como el Oxfam Intermón Trailwalker recomienda “plantearse metas a corto plazo para irlas completando fácilmente y poder encarar la siguiente, es decir, para un maratón no salgo pensando en la meta, salgo pensando en el kilómetro 5 y en llegar a él en el tiempo estipulado según el ritmo entrenado. Cuando llego al 5 mi siguiente objetivo es el 10, y así sucesivamente, pequeños objetivos que, sumados, te lleven a meta”.
Él se sigue poniendo nuevos retos cada día porque “sólo por el mero hecho de salir de la monotonía diaria, del trabajo, de los turnos, de los fines de semana sin librar, merece la pena seguir planteándose objetivos. Te hacen sentirte más vivo y feliz, le dan otro sentido a la vida y esa felicidad se contagia a tu alrededor. ¡Comprobado!”.