Seguidores

miércoles, 14 de octubre de 2015

Trabajar la Resiliencia.

Hace poco, leyendo sobre materia psicológica, encontraba un concepto muy interesante que daba nombre a algo que, los corredores, particularmente de fondo, entrenamos con más asiduidad de lo que podíamos pensar.

Este nuevo término para mí conocimiento es, la Resiliencia.

La Resiliencia es la capacidad que tiene una persona o grupo de personas para reponerse a la adversidad y proyectarse hacia el futuro, o lo que es lo mismo, la frase conocida que dice: "Lo que no te mata, te hace más fuerte" pasa a reducirse a una sola palabra, eres una persona "resiliente".

Además, no sólo hablamos de este concepto como una especie de unidad de medida del aguante humano, este concepto va más allá, porque la resiliencia no sólo define esa capacidad de sufrimiento sino que engloba también la capacidad del individuo para ganar dote tras una experiencia dura vivida de cualquier naturaleza, dígase, el fallecimiento de un ser querido, un accidente grave en nuestro entorno, la pérdida de empleo o, lo que nos ocupa en un blog de carácter deportivo como éste, encontrarnos con la adversidad en una carrera de fondo.

Y digo carrera de fondo por ser el Maratón el poseedor del título de tener al famoso y temido "Muro" aunque también hay carreras de mucha menor distancia que por su complejidad seguramente nos hacen más resilientes sin lugar a dudas, pero me centraré en el Muro y la resiliencia.

El temido Muro, el cual. en una colaboración que no hace mucho hice para un post del blog de María Caballero dije de él que se podía evitar, que era cuestión de un buen conocimiento de uno mismo y de no sobrepasar nuestros límites... Ahora todo esto vuelvo a planteármelo desde otro punto de vista, intento posicionarme en una situación elevada, contemplarlo desde arriba y analizar y cuestionarme... ¿Mis encontronazos con el Muro en los Mapoma de 2008 y 2010 me hicieron realmente resiliente? Francamente, creo que sí, que a lo mejor ya no se trata de la experiencia que vayamos adquiriendo con el paso de los años, también puede ser la forma en que encaramos determinadas situaciones y el brote que salga a partir de esa situación, eso es lo que te hace resiliente. De hecho, llegué a decir que el Muro es un estado mental, el físico te puede marcar unos límites pero el visto bueno lo da tu cabeza, y en dependencia de tu resiliencia encontrarás o no el camino del éxito, y esa resiliencia la estamos entrenando todos los días, junto a la musculatura de nuestro cuerpo, incluso cuando no entrenamos, en nuestro día a día...

Concepto interesante.