Seguidores

viernes, 20 de diciembre de 2013

Y aunque no lo parezca...

Desde el plantón a Filípides el pasado 8 de Diciembre no había vuelto a hablar de lo recorrido, y la verdad es que no he parado.

La pasión por correr está intacta y ahora disfruto si cabe más de cada salida, sin un objetivo en el horizonte salvo la Sansil de Vicálvaro, la cual quiero hacer rápido, luego ya veremos como se levanta el body, pero en principio tenemos un 36:08 que batir en los 8000 metros vicalvareños, ya os contaré como se da.

El pasado día 3 tomé la decisión de no tomar parte del Maratón de Castellón por falta de motivación a pesar de que las patas estaban a tono y ajustadas y desde entonces he acumulado 98,3 kilómetros en 9 salidas, a un ritmo medio de 5:05/km, con picos muy interesantes en algunas de ellas bajando en algunas (pocas) ocasiones de los 4 minutos el kilómetro, en definitiva, no he hecho series ni entrenamientos específicos, sólo estoy rodando unos 10 kilómetros por salida al ritmo que me pide el cuerpo y tras el rodaje estoy trabajando la fuerza del tren inferior y superior. El plan para el Maratón que finalicé puntualmente también se nota, me encuentro fuerte, resistente, y estoy disfrutando del momento en cada entrenamiento.

Podemos decir que he encontrado el "flow" permanente, estoy disfrutando como hace mucho de nuestro deporte y si todo va bien lo refrendaré en Vicálvaro.