Seguidores

lunes, 6 de marzo de 2017

Aires Nuevos.

Desde hace casi dos años los asiduos a este Rincón o a Twitter sabéis que estoy cruzando los entrenamientos de carrera convencionales con el Ciclo Indoor.

Este deporte llegó a casa de la mano de Isa, lo practicaba con asiduidad en su gimnasio y estaba enganchadísima, hasta el punto de poner una bici en casa y hacerse pequeñas sesiones caseras con la música de su Ipod. El caso es, que al paso de los años y coincidiendo con una etapa de ciertas molestias al correr decidí intercalar la bici Indoor con la carrera encontrando resultados realmente satisfactorios al disminuir los impactos y proteger de esta manera durante más tiempo mis articulaciones.

También empecé a experimentar una cierta mejora en las series que realizaba en la bici en comparación a las que realizaba en el asfalto y todo de la mano del instructor virtual que encontré de casualidad en You Tube, David Aguado, de Cycling Up.


El año y pico que siguió al descubrimiento despertó en mí otro interés aún mayor, llegué a pensar, joder (perdón por la expresión) estaría muy bien poder hacer algo como lo que hace este hombre, poder comunicar, llevar un grupo de gente, ayudarles a mejorar su calidad de vida mediante el deporte y también aprender de todos, el deporte es un enriquecimiento constante, un intercambio de experiencias entre todas las personas que lo practican. Mediante este Rincón mantengo un contacto muy especial con mucha gente que pregunta cosas y aconseja otras, es una pasada poder disfrutar de ello, pero, ¿Por qué no dar un paso más allá? ¿Por qué no dar el salto a la tarima y convertirme en instructor de una actividad que me apasiona, que me ha ayudado tanto a progresar como corredor?, pues resulta que la respuesta la tenía delante de mí, David Aguado me ofrecía la posibilidad de convertirme en instructor de ciclo indoor con un curso de dos fines de semana y jornada intensiva que acabo de completar este pasado fin de semana.

Cuatro días de clase a tiempo completo, 26 horas de formación, más los cinco días que tuvimos entre medias preparando el temario y una evaluación teórica y práctica final resueltas con éxito de la mano de Cycling Up para poder empezar mi carrera como Instructor y dar un giro, un cambio de registro a lo hecho hasta ahora. Por supuesto es otro complemento, sigo preparando Mapoma, aunque esta última semana no he hecho un sólo kilómetro preparando los éxamenes y la sesión que presentaría a la prueba final, pero ha merecido la pena, y mucho. La calidad humana del equipo de formación, tanto del propio jefe del curso, David, como de Mario Espinosa y Maxson Lemos, instructores de ciclo de un nivel impresionante pero mucho mejores aún como compañeros y del resto de alumnos que hemos formado esta séptima promoción de formación, porque esto no ha sido un experimento, Cycling Up lleva siete cursos de formación de instructores y en mayo llega la octava promoción, desde luego no es casualidad y les auguro un próspero futuro.

Muy cerca del examen teórico.


Dándolo todo en el práctico.
Mi turno


Un gran grupo.
 A partir de ahora nos vemos en el asfalto y en el gimnasio. #DaleUnUp