Seguidores

lunes, 20 de junio de 2011

Fin de semana emotivo y de acampada.

El pasado sábado al salir por la mañana de trabajar salí a rodar suave media horita por el barrio, La Quinta, la pista de Suanzes y la calle Alcalá. El fin de semana estaba siendo muy emocionante, el día de antes mi hijo David celebraba su graduación de educación primaria y nos obsequiaba junto a todos sus compañeros de una fiesta de fin de curso donde nos hacían recordar lo que había sido su paso por el cole durante los últimos ocho años incluyendo los dos de infantil, podeis imaginar que forma de gastar pañuelos de papel viendo in situ como se pone en práctica la famosa frase que dice "ellos van para arriba y nosotros para abajo".

Sentimentalismos a parte el sábado no perdonaba mi entreno, pensamiento alegre en la cabeza como dice mi amigo Juanqui marqué 5,2 kilómetros a un ritmo medio de 5:13/km, despues ducha reparadora y desayuno para marcarnos esta vez otros 200 kilómetros pero esta vez en coche, para pasar un inolvidable fin de semana junto a mi familia y las familias de los demás compañeros de David en un camping cercano a Gredos, allí no dispuse de un sólo momento para sacar las zapas a la calle, aunque las llevé por si acaso, pero de lo que si pude disfrutar es de la felicidad de ver a mi hijo rodeado de buenos amigos y, por supuesto a Isa y yo mismo pasando un mas que agradable fin de semana junto a los demas padres.

Eso sí, lo que no faltó es un duelo al atardecer en la pista rápida de tenis contra David, en plan U.S. Open, esto me empieza a recordar aquel famoso vídeo de Benny Hill (David) haciendo correr por toda la pista como un desesperado al calvo (el que escribe estas líneas) detrás de la bola, al fin y al cabo él va para arriba...