Seguidores

jueves, 23 de junio de 2011

Un gran rodaje con la mejor compañía.

Tuvo que ser mi amigo Jose quien me sacara del letargo veraniego en el que me estaba sumergiendo y me sacara de casa a las 9 de la noche para marcarnos un rodaje por el barrio que recientemente he dejado.

31 grados marcaba aún el termómetro a esas horas pero una suave brisa hacía el recorrido muy llevadero y el ritmo impuesto por Jose permitía disfrutar perfectamente de la sesión y del entorno.

Finalmente hicimos ocho kilómetros en 44:31. La Av de Daroca y el carril bici de Las Rosas volvieron a ser los testigos de una nueva pulida de zapas, no será la última vez que vuelva a rodar por estos lugares, me vieron volver a sentirme corredor y no podré dejarlos nunca, una gozada de entreno, a una buena hora y con un buen amigo ¿que mas se puede pedir? Que grande es esto del correr.