Seguidores

sábado, 13 de julio de 2013

La Quinoa, un interesante descubrimiento en mi mesa.

Desde hace un tiempo están aterrizando en la mesa de mi hogar una serie de alimentos que por su aporte en bajo Indice Glucémico (IG) y los nuevos métodos culinarios impuestos por mi mujer van abriendo el abanico de descubrimientos gastronómicos.

Uno de estos descubrimientos ha sido sin duda alguna la Quinoa. Este alimento, considerado como grano, aunque técnicamente he descubierto que se trata de la semilla de una hierba, pertenece a la familia de las quenopodiáceas (como las espinacas), y se compara a los cereales por su composición y su forma de comer.


La Quinoa contiene vitaminas B, C, E, tiamina, rivoflamina, tiene un contenido bastante alto de minerales tales como el fósforo, potasio, magnesio, calcio o hierro como los más relevantes, así como un elevado índice de proteínas para tratarse de un cereal integral.

Su sabor es agradable y la textura suave, comparable al arroz y en 15 o 20 minutos de cocción está lista para enriquecer nuestros platos.

Resulta un alimento bastante versátil en cuanto a su utilización pudiéndose emplear tanto en el desayuno, mezclado con unas pasas o frutos secos o fruta. O como almuerzo en una ensalada de lo que queramos.

La Quinoa se encuentra en herbolarios y ya se puede comprar en alguna tienda de alimentación, es asequible y resulta una solución más a tener en cuenta en la dieta de un runner.


Os dejo aquí unas imágenes que sirvan de ejemplo sobre la utilización de la Quinoa. En el nombre de cada plato encontrareis el enlace con la receta completa de cada plato.

De primer plato unos Aguacates con Quinoa:


De segundo una ensalada de Quinoa con pollo, uvas y almendras:


De postre Flan de Quinoa:


Y para desayunar Magdalenas de Quinoa:


¡¡Que aproveche!!