Seguidores

sábado, 3 de mayo de 2014

Relax fotografiando La Rosaleda de El Retiro.

Pasados tres días del Maratón me decidí por aprovechar la mañana del miércoles que tenía libre para volver a las inmediaciones del arco de Meta de Mapoma y dar rienda suelta a mi otro hobby, la fotografía. El lugar concreto elegido, La Rosaleda y El Ángel Caido.

Siempre me cautivará esta imagen. Culminación de cuesta frecuentada por multitud de corredores.
Ya en La Rosaleda, aunque no ha alcanzado aún el esplendor que tendrá en un mes, se podían ver piezas interesantes.
Ofrecida a la cámara.

Rojo Pasión.

Una lágrima parece recorrer su interior.
Rosa vieja pero con su encanto intacto.

Sus colores me sorprenden.


Jugando con el Macro.
Sorprendente.

Pillada infraganti.

Una mañana de descanso, de paz, con el eco ya lejano de lo vivido bien cerca de este lugar todavía resonando en mi mente, ahora es momento de descanso y sosiego, de disfrutar del entorno y de otear el horizonte.