Seguidores

domingo, 16 de abril de 2017

Mi decimotercera cita contigo, otra vez en Madrid.

Querido amigo.

Aquí me encuentro, delante del ordenador, con miles de cosas en la cabeza y sólo una realmente enfocada, mi cita contigo dentro de una semana.

Porque entramos en otra semana mágica, la semana de un nuevo Maratón. Parece que fué ayer cuando aquel último fin de semana de Abril del 2008 me citaba contigo por primera vez y comenzaba una larga relación que dura hasta hoy. Fíjate, en la cita del próximo día 23 haremos diez citas consecutivas en mi ciudad, Madrid, tan duro, pero tan agradecido en la meta del Retiro.

Allí hemos pasado, calor, mucho calor, frío, nos hemos calado de agua durante horas, hemos recibido los pitidos de los coches de algún indeseable que otro y los aplausos y ánimos de nuestros entrañables vecinos. Nos han dado agua, isotónicos, fruta, geles, una palmada en la espalda, un grito ánimo que sacaba fuerzas de donde parecía no existiesen, sí amigo, hemos vivido muchas cosas en Madrid, incluso hemos visto el nacimiento de nuevos maratonianos y hemos gestado nuevas y grandes amistades, es por esto y otras tantas cosas que te estoy tan agradecido amigo Maratón.

Esta es tu semana, la semana de todos los que nos hemos citado contigo y que llevamos preparando la cita durante meses. En poco más de media hora comienza la semana más importante para un maratoniano, en este caso para los que nos hemos dado cita en Madrid. Disfrutaremos de la semana como se merece, nos lo hemos ganado, se ha entrenado duro, visionando cada vez más cerca el Paseo de Coches del Retiro, entrenando poco y suave en estos primeros días y descansando como es debido a partir del jueves mínimo.

En estos momentos especialmente me río de aquellos que dicen que correr es de cobardes....Pobres incautos....