Seguidores

domingo, 13 de febrero de 2011

Medio Maraton Fuencarral-El Pardo 2011-La Crónica


Esta mañana he asistido a la que es, para mi gusto, una de las Medias mas duras de Madrid y al tiempo la mas vistosa siendo estos motivos mas que suficientes para sacrificar en la medida de mis posibilidades unas horas de descanso y acudir fiel a ésta cita.

La Previa

Hablar de la previa en la carrera de hoy es desplazarse en el tiempo hasta las 6 de la tarde del sábado, hora en la que empezaba mi turno laboral nocturno y la sopesación final de saber si el esfuerzo de ir a la carrera sin dormir me podía aportar mas mal que bien o al revés, según finalizara mi turno valoraría la decisión final, y así fué. Al finalizar la jornada llegúe a casa a eso de las 7 de la mañana, dos horas y media antes del inicio de la prueba y me dispuse a desayunar mis cereales correspondientes y darme una pequeña cabezada de treinta y cinco minutos que me supieron a gloria. Posteriormente, el protocolo para estos casos, preparar los aperos para la batalla y dar una última miradita a Isa y David que dormían plácidamente, Isa en el último momento y notando que iba a consumar la locura me dijo un sabroso "que la disfrutes", no se si iba de coña desde la cama calentita o si llevaba buena parte de deseos verdaderos en sus palabras, lo dejaremos en el beneficio de la duda.

En poco mas de veinte minutos estaba ya en la zona de influencia, acercamiento a la entrada del polideportivo donde tengo el placer de conocer en persona a los amigos de "Gacelas de Madrid" y los Runners de La Elipa y poder compartir con ellos un café en la que parece la única cafetería abierta de la zona y poder ultimar la estrategia de carrera. Sólo por conocer a gente así y compartir unos minutos de divertida y amena charla merece la pena acudir a la cita aunque sea con pinzas en los párpados.

Ya en línea de salida tengo el placer de coincidir con Rafa de "Canalillo Garden", Risco y Rafa de"Darth Frosklis" y comentar algún pequeño detalle.

La Carrera

A las 9:30 puntualmente se daba la salida a esta Media saliendo desde el acceso al polideportivo de Fuencarral, este año la salida y la meta las han colocado mas cerca la una de la otra adelantando el primer giro a derechas del recorrido a una calle antes para compensar los metros de diferencia con anteriores ediciones.

Ya en el primer kilómetro paso a los dos Rafas y Risco iniciando mi marcha en solitario, hoy ellos iban de tranqui y yo buscaba exprimir lo que me quedara en el cuerpo así que poco a poco le fuí cogiendo el ritmo a la carrera, sin prisas, no era necesario puesto que el circuito es exigente y nos pone a cada uno en nuestro sitio mas tarde o mas temprano.

La bajada por Herrera Oria, cómoda, sin apreturas, con la carrera ya bastante abierta se podía desplegar bien la zancada y comenzar a estructurar la estrategia y dosificar el esfuerzo.

El kilómetro 10 lo pasaba en 47:50, bien de pulsaciones, 155 PPM, y a la altura del 11 le daba al cuerpo un extra con un sobre de gel para lo que seavecinaba y, aprovechando que tambien nos daban agua tomé las dos cosas.

Nada mas pasar el kilómetro 12 nos encontrábamos con la primera "pared" del recorrido, en el giro a derechas pasados los cuarteles y encarando la carretera del monte de El Pardo, un mero aperitivo de unos setecientos metros que hacía de telonero a la subida de poco mas de dos kilómetros que comenzaba recién estrenado el kilómetro 14. A esas alturas empezaba a resoplar como un búfalo, aunque mi querido compañero de entrenos Jose me diga que no respiro me tenía que ver trepando esta cuesta, pero las sensaciones eran buenas, una ligera carga en el biceps femoral izquierdo fruto únicamente de la caga de trabajo en los entrenamientos y de la falta de tiempo para acudir al fisio pero prometo que lo solucionaré, no obstante la molestia la controlaba bien y comenzaba a adelantar a un nutrido grupo de atletas, se estaba sufriendo, por supuesto, como cuando ganamos el Mundial de fútbol, nadie dijo que fuera a ser fácil, pero para esto mismo estábamos aquí, para superar la prueba.

La bajada del monte sirvió para recuperar y dosificar antes de entrar en Montecarmelo, éste tal vez sea uno de los momentos mas delicados de la prueba, a mi juicio, cuando finalizas la subida del monte e inicias el descenso entras en un estado de euforia por el cual, como te dejes llevar, te pasará sin duda factura a pocos metros de allí, al encarar las últimas cuestas.

Con la cabeza fría y consciente de las fuerzas que iban quedando combinadas con la dosificación en la bajada Montecarmelo esta vez no pasó de ser una mera anécdota y el camino a la meta se despejaba.

Al final 1:43:22 en mi crono al pasar el arco. Cinco segundos menos que Santa Pola que era llana e iba descansado, un dato a analizar en un futuro pero un alto grado de satisfacción.

Poco antes de recoger la bolsa del corredor tuve el gusto de saludar a Víctor y Santi y ya pasado el control de la bolsa volví a encontrarme con los vecinos de La Elipa, ambos Rafas, Risco y, por fin, pude conocer las "Malas influencias" del amigo Klass, en resumidas cuentas, una mañana en una compañía de lujo y la satisfacción personal de haber vuelto a superar esta pasada de carrera, y ya van tres.