Seguidores

lunes, 24 de junio de 2013

Adiós primavera.

Finaliza la última semana de la primavera y en la que le hemos dado la bienvenida al verano.

Reconozco que este tiempo loco e inusual me ha venido de perlas para continuar con mis no menos de 10 kilómetros por entreno y a unos ritmos más que aceptables para lo que me suele ocurrir en otros años por estas fechas en los que el calor me hunde en la miseria obligándome a reducir tiradas y kilómetros de forma considerable.

Así que la semana me fue así:

* Lunes: 14,2 kilómetros por el barrio y el JC. I con cielo nublado y muy buenas sensaciones a un ritmo medio de 5:13/km y con una sesión de abdominales al finalizar. Vuelvo a introducir de manera cotidiana las abdominales porque cada vez me doy más cuenta de que son fundamentales para tiradas largas.

* Miércoles: 13,8 kilómetros por un circuito muy parecido al del Lunes pero en esta ocasión apretando los dientes a 4:43/km de ritmo medio, aprovechando los últimos coletazos de una climatología alocada. No me lo creo ni yo a estas alturas de año pero la ocasión la pintaban calva. Disfrutado a máximo aunque sufriendo.

* Viernes: Dado el buen momento en el que me encuentro y haciendo caso a grandes blogueros runners me marco una de series en la pista de Suanzes. Un 200 x 10 con un minuto entre serie marcando la más lenta en 44.80 y la más rápida en 40 segundos redondos, totalizando con el calentamiento y el enfriamiento 10,1 kilómetros de lo más provechosos. Ya se empiezan a notar los primeros coletazos serios estivales pero aún se podía aprovechar a sacarle pelotillas a las suelas de las zapas.

* Sábado: Sesión intensa de elíptica de 45 minutos y 14,5 kilómetros virtuales. Como ha sido tónica general de la semana culmino con sesión completa de abdominales.

El objetivo, básicamente consiste en mantener de la manera más digna posible la forma que se ha cosechado durante estos últimos meses, de momento la climatología ha puesto de su parte aunque en breve el termómetro subirá y mi rendimiento descenderá en proporción, mientras tanto, que me quiten lo bailao.