Seguidores

jueves, 10 de octubre de 2013

Maratón de Castellón. Semana 4/12. Parada obligada.

Esta semana se me confirmó la lesión que me temía. Una sola sesión en la calle me lo anunciaba y la posterior visita al fisio me lo confirmaba.

Lunes: Tras el fin de semana parado notando una notable mejoría salía a probar en un rodaje suave a 6:00/km. Los primeros 20 minutos fueron como la seda, a partir de ahí la molestia en el pie se hizo con el protagonismo dando paso al dolor. Tras 11 kilómetros y poco más de una hora llegaba a casa anotando en la agenda la llamada al fisio para pedir cita.

Martes: En la mañana amanecía de camino al trabajo cojeando ligeramente y según pasaba el día el dolor disminuía, parecía de esas veces que tienes un fuerte dolor y a medida que se acerca la visita al especialista de turno los síntomas desaparecen, lo que es el coco… Por la tarde asistía a la sesión de fisioterapia donde se me confirmaba una fascitis "leve" debido a que no he forzado demasiado y he acudido a tiempo, de ahí que el dolor no sea constante y esté muy localizado en un solo punto del pie, muy cercano al talón, en el puente. Las indicaciones, parón lo que queda de semana, si duele al caminar procurar no cojear y dar pasos más cortos con el fin de no cargar otras partes de la musculatura, suaves masajes con crema antiinflamatoria, en mi caso utilizaré el harpagofito,y el próximo lunes nueva visita a valorar la evolución.

Conclusiones: Todavía me doy con un canto en los dientes de que la cosa no es peor. Sobre todo, como me ha dicho el fisioterapeuta, porque no he forzado hasta no poder más, ese es el error que solemos cometer, el negarnos a confesar una lesión, ese es el principal motivo por el que las alargamos antes de tiempo, por no parar a tiempo, y ese, no ha sido mi caso, la parada ha sido correcta, a tiempo, y no trastocará, según mi fisio, el plan para el Noveno en demasía.

Seré bueno y obediente, aunque una sudadita en la elíptica no me la quite nadie ;-)