Seguidores

lunes, 18 de junio de 2012

Hoz del Huécar 2012- La Crónica.

Fantástico día de carrera vivido ayer para poner el broche final a la temporada.

1500 participantes en una prueba cada vez más arraigada al calendario nacional y disfrutando de una inmejorable salud.

Como novedad este año el recorrido sufría una variación que a mi gusto era positiva, el ida y vuelta por la Calle Carretería al final de la carrera desaparecía dando una vuelta más en el inicio de carrera por el casco histórico de Cuenca y en la llegada podíamos poner la directa hasta la línea de meta.

El ambiente previo perfecto, con el característico olor a Reflex y los calentamientos y fotos previas.





La salida, puntual, a las 10 de la mañana nos ponía a todos en marcha, los primeros kilómetros por el casco histórico de la ciudad pasaban rápidos espoleados por el público y el ambiente generado en la ciudad. La llegada al inicio de la Hoz del Huécar nos iría poniendo a cada uno en su sitio.

Si un ingrediente que hubo ayer en esta carrera se hizo notar ese fué el calor. Nos movimos en un margen de entre 27 y 35 grados, estos ya en la zona más alta de la Hoz, y a partir del kilómetro 8 mezclado con el exigente perfil que teníamos por delante se dejó notar en las pulsaciones.

El kilómetro 7 lo marcaba en 36:52 pero sabía que lo más duro estaba por llegar, del kilómetro 8,5 al 9,5 pasaba mi particular calvario en la zona más "inclinada" del trazado, aún así se pasó con entereza y sufrimiento, hacía tiempo que el calor no me hacía pasar un tramo tan duro pero de esto es de lo que estamos hechos, de trabajo y de fuerza.

La llegada de nuevo a la ciudad como siempre, embalados, bajando en poco más de dos kilómetros lo que habíamos subido en ocho, la rodilla respondiendo bastante bien dadas las ciscunstancias y la llegada a meta como casi siempre, grandiosa. El crono detenido en 1:18, pagué el calor y el esfuerzo del kilómetro 9 pero acabé muy satisfecho por haber tenido la oportunidad de haberme vuelto a vaciar en esta magnífica carrera.



Al dirigirme a los aseos de la organización me encontré con Trapatroles con el cual comentaba un poco el devenir de la prueba y recordábamos la tormenta que nos cayó en el respetado kilómetro 9 hace un par de años, ese agua nos habría venido de perlas también ayer.

Aquí os dejo el recorrido de la prueba, una carrera que habría que correr al menos una vez en la vida.


Ruta para correr 1648876 - powered by Runmap