Seguidores

jueves, 18 de abril de 2013

La mirada perdida del maratoniano.

Esta semana, penúltima de preparación para Mapoma, está siendo más suave pero no por ello menos intensa en emociones.

Acabo de volver de marcar 13,4 kilómetros más al historial y me he traído a casa la mirada del maratoniano. Han sido, que yo haya detectado tres miradas, tres corredores distintos.

No es necesario que se quiten las necesarias gafas de sol para estos días veraniegos, son miradas perdidas, sumergidas en Maratón, concentradas en el ritmo, en el momento, en los días que quedan para vivir la distancia reina del atletismo, de la carrera a pie.

Lo más curioso de todo es que no soy el único que se da cuenta de ello y me sorprende uno de estos corredores con un firme: ¡Ánimo, ese Mapoma!

Resulta que yo también debo de tener esa mirada, la del maratoniano.

Me gusta…….Quedan 10 días.