Seguidores

martes, 16 de abril de 2013

Un post que nunca debió ser escrito.

Sigo estupefacto por las imágenes que nos llegan de los medios de comunicación sobre el trágico atentado contra el Maratón de Boston.



De momento 3 muertos, entre ellos un niño de ocho años, y más de 140 heridos muestran la barbarie a la que está llegando la especie humana.

Trinta mil personas participaban en esta carrera, con su preparación atrás, con sus horas quitadas a la familia y al descanso, para disfrutar de un día de Maratón, de un día lleno de ilusión, de lágrimas de alegría por ver los objetivos cumplidos, por ver a papá llegando a Meta o incluso entrando en ella de sus brazos.

Pues bien, alguien, ahora mismo da igual quien sea porque para mí tiene o tienen el mismo nombre, han ensombrecido todas esas ilusiones y esfuerzo tornando esas lágrimas de alegría en sufrimiento y muerte ¿Qué mal hacían todas estas personas disfrutando del deporte?

Se me hace muy complicado seguir escribiendo este post, un post que NUNCA debió existir y no tengo palabras para seguir hablando sobre este acto cobarde y asesino, eso sí, en 12 días se celebra el Maratón Popular de Madrid, y por mucho que le pese a algún descerebrado voy a estar allí, disfrutando, sin miedo, rodeado de mi familia y amigos y con algo más, la memoria de las víctimas del Maratón de Boston, por ellas llevaré el luto que alguna mente enfema les ha impuesto y por su memoria lucharé para cruzar la meta que les impidieron cruzar a ellos.


En memoria de las víctimas del atentado al Maratón de Boston DEP