Seguidores

miércoles, 6 de marzo de 2013

Mapoma 2013. Semana 11/18. Sesión 1. De estreno doble.

Hoy comienzo la nueva semana de entrenamiento cara a Mapoma y, como ya comenté en la entrada anterior, esta semana y la próxima no tengo programada una carga alta de esfuerzo pero sí de disfrute para darle tregua sobre todo al coco.

Hoy han tocado unas series. Un 3 x 2000 en el perímetro del Cementerio Civil, en un principio me he notado muy rígido, los dos días de descanso no parecían haber hecho el efecto deseado y tras la jornada laboral nocturna y cinco horas de sueño no encontraba en los primeros compases de la sesión la chispa esperada. Fué cuestión de tiempo, los minutos previos de calentamiento y el primer 2000 en 9:44 ponían las cosas en su sitio y los astros comenzaban a alinearse, la segunda serie salía en 9:40 y la tercera en 9:39, después trote suave para casa totalizando 11,8 kilómetros.

Hoy tocaba estrenar zapas y gadget, las zapas un modelo ya conocido del cual aún guardaba un par nuevo en el armario, unas Adidas Supernova Glide 3 como estas de aquí abajo.



Las Adistar Ride 2 a pesar de su buen rendimiento me han gustado menos que las Glide, de hecho el día de su estreno y los posteriores, mis gemelos protestaron hasta que se hicieron a ellas, el motivo concreto lo desconozco, pero estoy convencido de que fué el cambio de zapatilla ya que nunca me había dado una punzada tan fuerte en un gemelo salvo cuando estrené las Adistar. Luego fueron como la seda pero la mala experiencia del inicio marcó un poco su rumbo a pesar de realizar con ellas todo el plan de Castellón y el Maratón, y parte del plan para Madrid. Un total de 1030 kilómetros para estas zapas que ya han pasado a mejor vida.

Las Glide 3 ya tienen experiencia en mis pies y van como la seda, con ellas iremos a por el Octavo Maratón.

Hace un par de días mi GPS, el Keymaze 700 Trail, me avisaba en el vuelco de datos al PC de que había una actualización disponible de su software, la primera vez que me avisaba de algo así en casi un año desde que lo tengo.

Ni corto ni perezoso me puse a actualizarlo cuando para mi disgusto veo que al finalizar la actualización el aparato se ha quedado totalmente bloqueado, en la pantalla de actualización y sin capacidad de respuesta. Lógicamente iré en cuanto me sea posible a Decathlon a presentar la incidencia, se que no habrá ningún problema, pero este hecho me ha rayado bastante porque el aparato no llega a tener todavía el año, de hecho, me lo reemplazaron en Mayo del año pasado por una avería del anterior en el botón de confirmación cuando tenía unos 20 meses de vida. Así que todas estas incidencias aunque subsanables (porque como digo este aparato lo llevaré a la tienda y no habrá problema alguno en restaurarlo o sustituirlo), me han llevado a mirar el mercado del GPS y a decirme por adquirir el Nike Sportwatch.



Exactamente uno como el de la foto de aquí arriba.

Me da alergia gastarme un pastorrón en aparatos que duran relativamente poco y este en concreto, por precio, 149 euros y funciones, muy fácil de usar, y por fin, de reducidas dimensiones, me ha animado a comprarlo.

Ya se que ahora en una oferta de la Runners World por el mismo precio tenía también la inscripción a un año de la revista, pero sinceramente, casi todos los años leemos lo mismo y revistas tenemos en casi todas las bolsas de carreras, además soy de la opinión de que ciertos productos, como es el caso de este reloj, deberían ser vendidos en persona y si hay cualquier tipo de incidencia, que por desgracia ya tengo experiencia en ese terreno, saber donde acudir a resolverlas.

El tema es que hoy me he marcado las series también estrenando el Nike Sportwatch y las primeras impresiones son bastante positivas pero en su día y con un poco más de experiencia en su utilización le dedicaré el post que se merece.

Por lo demás, en lo que queda de semana tengo a la vista un rodaje muy suave de no más de una hora con rectas al finalizar y una tiradita larga de esas que tanto nos gustan.

Ya os contaré.