Seguidores

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Con unas series terminamos doblando.

Ya tenía hechos los deberes del martes desde primera hora de la mañana cuando a las siete de la tarde me llama el elemento tentador de mi querido amigo Jose ofreciéndome unas series en la pista de Suances para entonar el cuerpo.

El tema es que a la media hora ya estaba de corto dando vueltas por la pista hasta la llegada de mi compañero de faena para culminar lo que al final iba a resultar una jornada doblando, rodaje de tanteo por la mañana y unas series para celebrar el tanteo por la tarde.

El plan en sí consistía en un 5x1000 a 5:10/km desarrollado por Joseasí que tras unos minutos calentando y charlando sobre lo extremadamente bien que va el país comenzábamos con la chicha buena.

La primera serie salía lo que viene siendo un pelín más rápida de lo esperado, a 4:31/km, carillas de grata sorpresa pero conjura para tomarnos las siguientes con más calma así que la segunda así hicimos, a 4:34/km. A estas alturas le decía a Jose que nos íbamos arrimando al tiempo objetivo pero que no parecía suficiente con lo que en la tercera serie marcábamos 4:37/km, es evidente que Jose se encontraba tremendamente bien, se está tomando con mucha cabeza su recuperación y se encuentra muy fuerte para estos momentos de exigencia pero había que procurar arrimarse al ritmo objetivo para no forzar la máquina y en la cuarta serie ya llegamos a los 4:53/km.

Es en los momentos previos a la última serie cuando le digo que para próximas sesiones de esta naturaleza hay que procurar ir de menos a más, es decir, en las primeras series respetar el ritmo inicial de sesión e ir arañando segundos en las siguientes series para acabar la última más rápido, pues bien, de la charla gratuita ésta que le lanzaba se quedaba con el último párrafo y me llevaba en la quinta serie a 4:26/km, callándome así la boca... ¿que quieres la última serie más rápida? Pues toma, calentito a casa, para terminar, estiramientos, ducha en casa cena y a dormir, suave como el jaspe, una delicia de series.