Seguidores

lunes, 5 de septiembre de 2011

Rodaje por Arcentales y pinchazo en un gemelo.

Esta mañana he salido a hacer un rodaje suave desde casa hasta el parque de Arcentales, una vuelta por allí y subida de nuevo a casa, aproximadamente unos 8 kilómetros.

El inicio cómodo, no era más que un rodaje suave, la semana viene cargada de trabajo y no merece la pena sobrecargarse más de la cuenta, pero pasados los cinco primeros minutos de entreno aparecían unas pequeñas molestias en el gemelo derecho que ya hicieron una tímida aparición el sábado pero que no las dí más importancia hasta esta mañana.

El problema creció cuando llegado al cruce de Julián Camarillo con Santa Leonor, ya de vuelta a casa a unos quinientos metros de finalizar el rodaje me daba un pinchazo en este gemelo que no era precisamente un calambre, sin pensarmelo más pasé del trote que llevaba en ese momento a caminar hasta casa notando como remitía el dolor, al llegar a casa estiramientos, ducha y una sesión de tens buscando calmar las molestias que incluso me hacían cojear al caminar. Después de comer un Ibuprofeno y ahora paciencia y esperar a ver como reacciona el gemelo.

Estas molestias las achaco tal vez a la sesión de pesas del viernes, aún siendo una sesión suave, por ser la primera, puede que no haya sido bien digerida por el gemelo y me haya protestado, también es cierto que hace mucho que no voy a visitar a las manos milagrosas de mi fisio, y debería, más cuando el mes de agosto ha tenido más actividad que en otros años.

El plan ahora consiste en no agobiarse y vigilar de cerca el progreso de este dolor hasta que remita, mientras piano, piano...