Seguidores

miércoles, 23 de mayo de 2012

Sesión de gomas.

Hoy tocaba un entrenamiento de fuerza y he variado de las sesiones de las dos últimas semanas, en las que trabajaba con el peso de mi propio cuerpo, y he metido una sesión de gomas trabajando abductores, adductores, bíceps femoral, cuádriceps y glúteos principalmente.

Por supuesto, previamente ha tocado un calentamiento de 30 minutos en la elíptica y después de las gomas una sesión intensa de abdominales concentradas, superiores e inferiores y laterales.

Os dejo este vídeo rescatado de la videoteca de Runners World donde explican un poco en que consiste el trabajo con gomas y que zona muscular se trabaja con cada ejercicio. También incluye una sesión de gomas para el tren superior muy útil para complementar la fuerza del runner.


Las gomas son muy beneficiosas para el corredor si se practican 1-2 veces en semana.

Sustituyen a las pesas perfectamente pudiendo jugar con las intensidades del ejercicio dando más goma o menos.

No son tan agresivas para las articulaciones como las máquinas del gimnasio o las propias pesas al no concentrar en ellas el esfuerzo del ejercicio y los frutos de esta actividad se notan en muy poco tiempo siendo constantes
.
También es de reseña que trabajando goma es complicado ganar masa muscular, cosa que no es beneficiosa para el corredor al ganar en peso, y sí por el contrario se gana en potencia, tema muy importante para el fondista en particular.

Son también muy económicas, las mías costaron 10 euros en una gran superficie, fabricadas en látex resisten muy bien la intensidad de nuestros entrenos.

Cada goma va de un color en función de la intensidad, en el caso de un runner medianamente curtido recomendaría la banda elástica de mayor intensidad.

Las gomas con las que trabajan en este vídeo se pueden adquirir en cualquier tienda donde comercialicen material sanitario-quirúrgico, las venden por metros (a granel), con un metro y medio tendriamos suficiente, después en casa cogemos los bordes con unas bridas para poder meter los pies y trabajar con comodidad.

En definitiva, y siguiendo mi nuevo ciclo, "algo menos de kilómetros compensando con ejercicios de potenciación específicos", sigo fortaleciendo los distintos grupos musculares que utilizamos al correr de la manera menos agresiva posible para las articulaciones y los tendones.