Seguidores

lunes, 27 de septiembre de 2010

VI Kedada bloguera y un esguince


Todo estaba dispuesto el pasado sábado para lo que iba a ser una Kedada en toda regla, nunca había podido asistir a una hasta la fecha y en esta ocasión no solo si iba a poder sino que ademas iba a conocer a numerosos amigos blogueros a los que sigo y me siguen habitualmente con en nuestros respectivos blogs.

A las 9:50 de la mañana haciamos la llegada a las instalaciones deportivas de Soto del Real donde iba a dar comienzo el evento y comenzabamos a saludar tanto a los ya conocidos como a los no tanto, un ambiente perfecto rodeado de buen rollo generalizado y de la estupenda organizacion de Rafa que en todo momento estuvo pendiente del mas mínimo detalle.

A las 10:15 comenzábamos a dar las primeras zancadas por el recorrido laboriosamente trazado por Rafa y sus amigos que nos fueron marcando al grupo de cabeza en todo momento el rumbo a seguir.

Hasta el kilómetro 7 las subidas se presentaban en diversos porcentajes pero muy llevadas con un ritmo vivo capitaneado por Miguel, al llegar a este punto kilometrico parada técnica para realizar algunas fotos y comentarios sobre lo que estaba siendo la experiencia.







A los pocos minutos reanudábamos el paso tras el reagrupamiento y el intercambio de impresiones, en esta ocasión todo lo que subimos en el primer trazado tocaba bajarlo y ya íbamos bien avisados por Rafa sobre el peligro existente en las trialeras por las últimas lluvias y las piedras arrastradas pero el destino quiso que en el kilómetro 10 aproximadamente una piedra caprichosa girase sobre sí misma al pisarla con mi pie derecho y se llevara por delante mi tobillo.

Al ir en caliente y a una cierta velocidad no sentí dolor alguno y, aunque bajé considerablemente el ritmo por precaución, no fue hasta el final del recorrido y el posterior enfriamiento cuando vi el alcance real de la torcedura.

Agradecer en primer término a Rafa por su vendaje de emergencia con la bolsa de hielo y posteriormente a Rafa (Organizador del evento) por acompañarme al ambulatorio de urgencia de Soto, todo un ejemplo de atención minuciosa y de buena organización, no me cansaré de decirlo, muchas gracias a estos dos grandes atletas en particular y al resto de compañeros en general por vuestras palabras de ánimo y apoyo.

Despues llegada a Madrid y ya en el hospital y tras las radiografías lógicas venía el diagnóstico, esguince de tobillo y con él 15 dias de férula y entre mes y mes y medio separado de las zapas para garantizar una buena recuperación.






En principio, y tras el disgusto lógico en primera instancia ahora toca levantar la cabeza, la moral y poner todo el empeño posible para estar de nuevo en breve dando guerra, esto no es mas que un hasta pronto.