Seguidores

domingo, 2 de enero de 2011

Dos grandes fiestas para cerrar el año (II). San Silvestre Vallecana 2010-Crónica.

A las 4 de la tarde y tras volver a llenar los depósitos de carbohidratos Isa y yo junto a mi buen amigo Jose y su familia nos fuimos a encarar la que sería mi segunda Sansil con Jose en un nuevo intento de asaltar su mejor marca en la distancia (el año pasado la asaltamos con pleno éxito) y al tiempo mi quinta San Silvestre consecutiva.

El ambiente como siempre, espectacular, a mi gusto demasiada gente, inscripción muy cara y pobre atención al corredor porque hasta algo tan usual como el servicio de guardarropa se cobraba aparte, pero como la fiesta es la fiesta así como la tradición y el organizador no es tonto y ademas es empresa pues se dispuso a lo que mejor saben hacer....caja.

Independientemente de todo esto todos los ingredientes estaban dispuestos sobre la mesa, ilusión, ganas de correr, mucho cachondeo y la magia del último día del año.



Con Isa en los aledaños de la puerta 0 del Bernabéu.



Con Jose a mi izquierda y su cuñado Jose.

A las 17:20 Andrés su hermana y su primo venían a la puerta 0 a juntarse con Isa ya que iban a ser los acompañantes de lujo de mi mujer en los 4 kilómetros que tenía previstos recorrer, su rodilla por el momento no la permite realizar mas distancia pero seguro que el año próximo la haremos juntos y completa.

A las 17:45 daban la salida a la segunda oleada y Jose y yo comenzábamos nuestra aventura, estuvimos todo el santo recorrido sorteando corredores, a un ritmo bastante continuo dentro del condicionante de las esquivas y con buenas sensaciones llegando a la Puerta de Alcalá según me decía Jose.

A partir del kilómetro 6 pasado Atocha tocaba hacer un slalon mas intenso debido a que la calle se estrechaba y el número de corredores a adelantar no disminuía y ello constituía un esfuerzo extra para Jose que empezaba a divisar Vallecas y su temida Albufera, aún así ánimos no le faltaban y mucho menos fuerzas y en el puente de Pacífico le hacíamos una pasada por la derecha al globo de los 55 minutos lo cual le dió una inyección de moral extra para lo que faltaba de camino. Hacer constar que en los planes de mi compañero no entraba bajar su mejor marca debido a una preparación bastante corta especialmente en el último mes por temas laborales, pero saber que bajaba de 55 minutos y que su mejor marca estaba en 53:06 le daba una perspectiva distinta a sus ambiciones en carrera.

En el kilómetro 8,5 justo al final de la subida de la Albufera nos encontrábamos entre el público con la familia de Jose animando al máximo y esto sumado a que en el kilómetro 9 marcábamos 48 minutos le daban a Jose bríos nuevos para intentar la machada.

Un último kilómetro espectacular, sacando de donde no parecía haber, regateando corredores y espectadores que asaltaban el recorrido con niños de la mano, en definitiva, una gesta y un crono final de 53:16, 10 segundos mas que su mejor marca y por tanto la segunda mejor de su palmarés en un diez mil, todo esto, sin una preparación a conciencia el último mes y su maltrecha rodilla daban como balance final una carrera emocionante y espectacular y mi promesa de acompañarle en otro diez mil a lo largo del año menos masificado y en el que seguramente bajemos esa marca.

Tras las dos fiestas vividas en esta jornada, cena y celebración en familia, esperando y deseando lo mejor para este año a toda la comunidad corredora y bloguera.

FELIZ AÑO A TODOS!!!!