Seguidores

domingo, 29 de enero de 2012

Sesión en elíptica.

Ayer, tras cinco horas de cama tras la jornada laboral nocturna no me encontraba en la mejor de las condiciones para salir a las calle a jugarme el tipo, la empanada era monumental, así que, en esta ocasión, he optado por una sesión en casa con la bici elíptica, abdominales y estiramientos específicos.

La elíptica es la salida de emergencia en casos de muy mal tiempo para entrenar fuera o de poco descanso como era el caso en esta ocasión, desempeñó un papel fundamental en la recuperación de mi tobillo hace año y medio y, programándola en sesiones exigentes consigue unos resultados más que satisfactorios en la musculatura del tren inferior.