Seguidores

sábado, 1 de septiembre de 2012

Camino de Santiago: Etapa 3 Palas de rei-Ribadiso. La Crónica.

La noche anterior a esta etapa mejoraba sensiblemente de la tos que me atacaba por las noches y se pudo descansar mucho mejor.

En esta ocasión afrontábamos la que sobre plano sería la etapa más larga y más sinuosa de las cinco etapas de nuestro reto, por esto Isa planificó el final de etapa tres kilómetros antes de Arzua, el pueblo donde según manual finalizaría este tramo dejando el recorrido en 26 kilómetros teóricos que acabaron siendo 26,5, así que la planificación afinó mucho.

Esta etapa a nuestro gusto fué la más bonita de las que hicimos, de muestra la foto de la portada del blog, un constante ir y venir de bosques de pino, eucalipto, hayas… Además, sabiendo que la etapa era más larga programamos la parada de la comida durante el recorrido, al contrario que en los dos días anteriores en los que comíamos con la jornada finalizada, aquí lo tomamos con más calma y decidimos parar a escasos 7 kilómetros de la meta.

La caminata se iniciaba hacia el valle del río Pambre recorriendo varias poblaciones pequeñas que hacen el comienzo muy entretenido. Cruzado otro río, el Porto comenzamos a ver los primeros hitos de la última provincia a recorrer, La Coruña.


Pasado Leboreiro atravesamos nada menos que seis kilómetros de caminos y corredores hasta llegar a una de las grandes poblaciones, Melide, buen pueblo para comer pulpo en numerosas pulperías famosas en la zona. Tras cruzarlo se llega al caserío de Parabispo y posteriormente hacíamos la parada para comer en Peroxa, a las puertas de Boente.


Después 7 kilómetros de constantes subidas y bajadas nos esperaban hasta llegar a Ribadiso, final de la tercera etapa, a eso de las seis de la tarde.


El GPS me dió un error y no pude colgar la ruta en Runmap pero para los más curiosos diré que el recorrido total fué de 26,7 kilómetros con 414 metros de subida y 669 de bajada. La temperatura media de la etapa rondó los 24º.